Nuevas tecnologías en el aula de ELE

Moodle, Learnboost, Evernote, Wordle, Scoopli, Pinterest, Flickr, Getty, Facebook, Twitter,… las nuevas tecnologías  nos rodean  y se están  integrando en nuestra vida casi sin que nos demos cuenta. Hemos pasado de tener teléfono fijo y con suerte un PC en casa a llevar en el bolsillo un teléfono que para lo que menos lo usamos es para hacer llamadas, compramos por internet, nos comunicamos con nuestros familiares y amigos que viven lejos por medio de Skype, leemos el periódico en la tableta y jugamos con la consola con personas que viven en las antípodas. ¿Y para los profes? Toda esta tecnología que poco a poco ha invadido nuestra vida, lo ha hecho también en nuestro trabajo. Cada día aparecen nuevas páginas que ofrecen nuevas formas de crear actividades en línea para nuestros alumnos, tenemos múltiples plataformas que nos ayudan a organizar nuestras clases. Internet ha facilitado enormemente nuestro trabajo, no solo nos permite el acceso a ideas que otros profesores comparten generosamente sino que nos abre la puerta a un mundo de información y de colaboración ilimitada. Se acabó  leer el periódico con las tijeras en la mano. Gracias a Internet hay miles de periódicos a nuestra disposición tan solo haciendo un clic. Es tal la cantidad de información que continuamente aparecen herramientas que nos organizan los blogs que seguimos, o espacios  donde podemos organizar todos aquellos artículos, noticias o entradas que nos interesan y compartirlos inmediatamente con otros compañeros. Nuestra formación se facilita enormemente, tenemos acceso a  artículos, novedades, actas de conferencias, tesis, etc. que podemos ir leyendo en el autobús. ¿Y las redes sociales? Las listas nos permiten conocer a gente con nuestras mismas inquietudes, compartir recursos y experiencias, trabajar de manera colaborativa, pero a la hora de ponerlo en práctica en clase, no todo es tan idílico. Sin duda el uso de las TIC está presente en mis clases pero no sabría decir en qué grado. Parece claro que en un curso a distancia son esenciales pero ¿qué ocurre en una clase presencial? Creo que el grado de implantación es mucho menor. Obviamente están ahí, mi material es mucho mejor ya que tengo más y mejores fuentes y además Internet me permite presentarlo a otros profesores y recibir críticas o valoraciones que permiten mejorarlo, pero a la hora de usar la TIC directamente en clase creo que nos encontramos a varias dificultades:

  • Salvo excepciones, las escuelas no están preparadas para las TIC y no me refiero a tener o no pizarras digitales, hablo de medios audiovisuales, de ordenadores, de mediatecas actualizadas.
  • Nosotros tampoco estamos tan preparados como creemos. El mundo tecnológico avanza a toda velocidad y en muchos casos nos vemos sobrepasados ¿Cuánto tiempo pasamos explorando, investigando, intentando aprender cómo usar la última herramienta que nos ayudará a dar la clase perfecta y luego nos damos cuenta de que no es para tanto?
  • Muchos de nuestros alumnos tampoco están tan adaptados al mundo digital como nosotros pensamos y de pronto nos encontramos con que un alumnos no puede hacer una determinada tarea en casa porque no  tiene una cuenta de Facebook, Internet o incluso impresora.

Personalmente, las TIC me han facilitado mucho la vida como profesora, sin duda, pero es muy importante tener en cuenta cuál es nuestro contexto de trabajo y ceñirnos a él. No me sirve de nada perder horas de mi tiempo libre intentando desentrañar los misterios de una herramienta maravillosa que sé que no voy a poder utilizar en mis clases, aunque claro, es muy difícil no caer deslumbrada. ¿Y vosotros ¿qué herramientas utilizáis en clase?¿Cómo mejoran vuestras clases?¿qué ventajas y qué inconvenientes encontráis en el uso de las TIC en clase?¿creéis que se puede prescindir totalmente de ellas?

Anuncios

4 comentarios en “Nuevas tecnologías en el aula de ELE

  1. Hola. Estoy de acuerdo contigo pero uno de los errores en los que no debemos caer es en querer seguir usando las nuevas tecnologías para hacer lo mismo. Si el estudiante le encuentra sentido a Facebook, se abrirá una cuenta. Trabajando en un centro sin wifi, he conseguido hacer que 10 estudiantes se abran cuenta en Edmodo. ¿Para qué? Es un plataforma educativa y no les sirve para otra cosa en su vida, pero les hace más fácil seguir las clases cuando faltan y revisar temas vistos en clase.
    Es verdad que, de entrada, exige tiempo fuera de clase al profesor pero, ¿acaso un profesor no dedica buena parte de su tiempo libre a sus clases?
    En fin, no nos queda otra. Están aquí para quedarse y revolucionar nuestro trabajo.

  2. Estoy de acuerdo contigo Mario. Las nuevas tecnologías no son el futuro, ya son el presente, pero me preocupan los diferentes ritmos de evolución. Tengo la impresión de que van más rápidas que nosotros y que a veces toda esa enorme velocidad da como resultado una ingente cantidad de herramientas que no siempre tienen una aplicación realmente efectiva en el aula. Claro, es nuestra función hacer una criba y desechar todas aquellas que resulten inútiles pero es que hay muchos factores que pueden condicionar el uso o no de una herramienta, Por ejemplo: puede resultar relativamente sencillo que una página de Facebook para clase funcione estupendamente con un grupo de chicas alemanas pero¿resultaría igual de efectivo en una clase de ejecutivos, o de jubilados , o de refugiados, o de madres marroquíes? probablemente no y esto provoca una multiplicación de entornos de aprendizaje tan grande que nos puede hacer perder el norte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s